Tratamientos médicos para la pérdida del cabello

Finastreide y minoxidil son medicamentos disponibles actualmente como terapia médica, pero hay efectos secundarios y deben usarse de forma continua.

Mesoterapia

Es el procedimiento de administrar muchas vitaminas, minerales y factores complementarios por separado en el cuero cabelludo

Agregue una nota al médico

[dynamichidden campaign "CF7_GET key='campaign'"]mpaign'"]

Dr. Esin Egilmez en el Congreso Mundial de ISHRS

La Dra. Esin Egilmez, experta en trasplantes capilares, asiste a los Congresos Mundiales de ISHRS (Sociedad Internacional de Cirugía de Restauración Capilar). Ella es miembro de tales sociedades. También es cofundadora de la “Sociedad de trasplante capilar en Turquía”.

PRP

El PRP es un procedimiento de infusión de células plasmáticas obtenido concentrando la muestra de sangre tomada de la persona y convirtiéndola en un líquido que contiene una alta tasa de células plasmáticas puras y es rica en factores de crecimiento en el área que lo requiere con las inyecciones pequeñas . El objetivo de la aplicación de PRP es iniciar la regeneración de los tejidos desgastados para retrasar los efectos del envejecimiento.

Las células sanguíneas y los factores de crecimiento en su contenido  aumentan la tasa de crecimiento y regeneración de colágeno y tejido conectivo y apoyan el crecimiento de las células madre. Se puede aplicar al cabello, la cara, el cuello, el escote y el dorso de la mano. El PRP es un método muy efectivo para reducir las arrugas finas para crear una piel más firme, saludable y brillante y un cabello más vivo. Después del trasplante de cabello, la aplicación ayudará a detener la caída de las raíces del cabello existente, así como proporcionar un crecimiento más rápido y fuerte de los folículos pilosos plantados.

l PRP es un método para aumentar la permanencia y la eficacia de otras prácticas de rejuvenecimiento facial y de la piel (como el botox, el relleno, el láser, el ultrasonido, el peeling y los injertos de grasa).

¿CÓMO APLICAR?

El PRP, que se realiza en sesiones, comienza con un mínimo de 3 sesiones con un intervalo de 3-4 semanas, luego se debe realizar un tratamiento de control y apoyo 1-2 veces al año para asegurar la continuidad de su efecto positivo en la piel. El tiempo de aplicación es de 20 minutos. Se pueden aplicar cremas anestésicas locales antes del procedimiento.

Es un método que puede aplicarse a cualquier persona que lo necesitan, pero no debe aplicarse a los pacientes con muy bajo nivel de plaquetas, pacientes con cáncer y pacientes con trastornos hemorrágicos.

PRECAUCIONES A TENER EN CUENTA ANTES DE LA APLICACIÓN;

No debe beber té de hierbas y tomar pastillas de hierbas, anticoagulantes como la aspirina antes del procedimiento. Después del procedimiento, no debe maquillarse durante 24 horas; el área debe protegerse de la luz solar.

No hay riesgo de reacción alérgica ya que se prepara de la propia sangre del paciente. Después del procedimiento pueden producirse pequeños enrojecimientos, moretones e hinchazones, sin embargo desaparecen en pocos días.